Con carácter previo al nacimiento de la Agrupación de La Agonía, la música ya formaba parte de las procesiones y, desde mediados del siglo XIX, comenzaron a componerse marchas para acompañar a tercios y tronos.

 

El Cristo de la Agonía venía desfilando en solitario en la noche marraja del Viernes Santo desde 1896 y para acompañarle musicalmente debieron componerse algunas marchas, como probablemente sería el caso de ‘La Agonía de Jesús’, obra de Ramón Roig Torné (1849-1907) que dirigió la Música del Tercer Regimiento de Infantería de Marina en Cartagena entre 1889 y 1907, una pieza que, desgraciadamente, no se conserva.

 

Sí lo hace 'La Agonía', compuesta por el prestigioso músico militar Alfredo Javaloyes López (1865-1944), que fue recuperada hace unos años e incorporada al repertorio de las bandas que acompañan a los tercios de la agrupación. Aunque se desconoce el año exacto de composición, ésta tuvo lugar durante la estancia de Javaloyes en Cartagena al frente de la Música del Regimiento de Infantería Sevilla 33, que se prolongó entre 1901 y 1918.

 

Con todo, habría de ser a partir de la fundación de la Agrupación en 1929 y más concretamente tras la Guerra Civil cuando se compusiera la más característica de las marchas que acompañan cada Viernes Santo al Cristo de la Agonía: ‘Santa Agonía’, de José González Jiménez (1886-1961).

 

Según se cuenta en las crónicas de la Agrupación, redactadas por quien desde hace años es su archivero, José García Aráez, el origen de esta marcha tuvo lugar un año antes, en 1945, cuando tras la procesión del Viernes Santo algunos componentes de la agrupación de San Juan reclamaron el hecho de que la banda que acompañaba al tercio de la Agonía (la Música del Sevilla 40) había interpretado ‘Dolorosa’, una marcha que aquel tercio consideraba como propia. Ante ello, uno de los músicos de la banda militar, el mencionado González comprometió con el presidente de los agónicos, Wenceslao Tarín, la composición de una marcha propia para la agrupación de cara a la siguiente Semana Santa.

 

‘Santa Agonía’ se estrenó en la Cuaresma de 1946 en el transcurso de un concierto dominical en el Cuartel de Antigones y desde ese momento se convirtió en la música de referencia para los agónicos. El autor la describiría así:

 

“La pieza se divide en tres partes. La primera describe el rumor del pueblo al enterarse de la sentencia de muerte para Jesucristo y transcurre en frases cargadas de temor y tristeza. La segunda es la confirmación de que efectivamente ha sido condenado y va a morir, y aquí es donde el compositor alcanza el clímax de mayor exaltación dramática, la tercera y última es la resignación, la oración que nos queda cuando ya no podemos hacer nada y en ella se ha conseguido instantes de profundo lirismo”.

 

En el mismo concierto se estrenó otra marcha, ‘El Buen Maestro’, obra del director de la Música del Sevilla 40, que estrenó ambas, Manuel Berná García (1915-2011). Esta marcha sería regalada años después por el autor a la Agrupación.

 

 

Aunque distintas bandas interpretarían a lo largo de los años otras marchas junto a ‘Santa Agonía’, habrían de transcurrir más de cuatro décadas hasta que en 1989 la agrupación incorporase una nueva pieza propia a su patrimonio. Se trataba de ‘La Vera y Santa Cruz’, que compusiera para nuestro tercio del Sábado Santo el músico José Torres Escribano (1910-2004).

 

Durante años, el Maestro Torres acompañó al tercio de la Vera Cruz al frente de su banda, “Los Parrandos”, de Santomera. Establecería así unos vínculos con la Agonía que motivaron la composición de la marcha mencionada y que, poco después, en 1993, hiciera lo propio con ‘La Condena de Jesús’, de forma que los tres tercios de la agrupación pudieran disponer de marchas dedicadas a los mismos.

 

Junto a éstas, otras marchas forman parte de los repertorios que interpretan cada año las dos bandas que acompañan a nuestros tercios: la Agrupación Musical Villa de Fuente Álamo (Condena y Agonía) y la Agrupación Musical Cartagena (Vera Cruz).

 

 

Marchas propias de la Agrupación:

 

'La Agonía' (Alfredo Javaloyes, h.1910)

'Santa Agonía' (José González, 1946)

'El Buen Maestro' (Manuel Berná, 1946)

'La Vera y Santa Cruz' (José Torres, 1989)

'La Condena de Jesús' (José Torres, 1993)

 

Otras marchas que forman parte del repertorio de las bandas de música que acompañana a nuestros tercios: 'La Guirnalda' (José Gabaldá, h.1850), 'El Cristo del Perdón' (José Gómez Villa, 1948), 'Mater Mea' (Ricardo Dorado, 1962) y 'Cristo de la Agonía' (Abel Moreno, 1991).

 

AGRUPACIÓN SANTA AGONÍA, VERA CRUZ Y CONDENA DE JESÚS