DÍA DE LA AGRUPACIÓN

En 1945 la agrupación nombró por primera vez madrina, y lo hizo en la persona de María Luisa Bretau Ortiz, esposa del entonces presidente Wenceslao Tarín.


Se comenzó entonces a forjar la costumbre de reunir al tercio cada Jueves Santo en su domicilio, donde se le invitaba, por parte de la madrina, a unas empanadillas.


De aquella tradición surgió el actual acto que convierte la mañana del Jueves Santo en un acto de exaltación agónica y  marraja, de hermandad familiar -cómo no- en el Patronato.


Allí recibimos a los nuevos hermanos, que reciben su patente, procedemos a la entrega de nombramientos y nos preparamos para vivir, unas horas más tarde, las procesiones en que nuestra agrupación tomará parte.


Un acto que concluye con un breve aperitivo.


AGRUPACIÓN SANTA AGONÍA, VERA CRUZ Y CONDENA DE JESÚS